Para los responsables de campañas en entornos digitales, enfocadas a la captación de leads y/o clientes finales, el reto es evidente: mejorar la eficiencia de dichas campañas. En entornos de presupuestos ajustados, saturación de impactos comerciales y múltiples agentes operando, mejorar nuestro ROI en términos de CTR y CPL es básico, para estar seguros de que estamos exprimiendo al máximo la inversión de la que somos responsables.

En este sentido, Quimera puede ayudar significativamente a la eficiencia de las campañas digitales en diversos ámbitos, en nuestro anterior post hablábamos de cómo las notificaciones pueden mejorar exponencialmente el CTR (Notificaciones vs. Email marketing).

 

En este post queremos centrarnos en otro aspecto, la posibilidad de retener los clicks por los que pagamos en nuestras campañas en Facebook, y por lo que ahora volvemos a pagar campaña tras campaña. Pondremos un ejemplo, a partir de los datos de una campaña estándar :

  • Nuestro cliente invierte de forma regular en Facebook Ads, generando clicks hacia varias landing pages de productos específicos, donde solicita a los usuarios rellenar un formulario de registro.
  • A partir de los datos recogidos en estos formularios, activa herramientas de marketing telefónico, email marketing, etc.. para terminar generando ventas de sus productos, el modelo clásico del funnel.
  • Supongamos que en cada una de estas campañas de Facebook Ads invierte 50.000 euros, que le estan generando 80.000 clicks, con un CPC de 0,625 euros.
  • De media, la performance de registro en sus diferentes landing pages es del 5%, con lo que los 80.000 clicks se transforman en 4.000 leads. Así, el CPL de la campaña está siendo de 12,5 euros. Hasta aquí, nada que pueda sorprender a ningún profesional del sector.

Ahora bien, sobre lo que queremos llamar la atención son los 76.000 clicks que esta campaña genera y que no se han convertido en leads registrados. Han significado una inversión de 47.500 euros, y una vez acabada la campaña, nos olvidamos de ellos. Es cierto que en tanto han clickado un banner y han aterrizado en nuestro entorno web, potencialmente podemos hacer retargeting sobre ellos. Pero eso será parte de otra campaña y, en todo caso, deberemos volver a pagar por impactarlos, abriendo de nuevo el círculo de CPC, CPL, etc..

Lo que Quimera permite es reaprovechar la mayor parte de estos clicks, que podemos considerar leads en tanto que han clickado un contenido determinado que nosotros publicitamos, y obtener información de esos usuarios que han clickado (mail, información social), para poder mantener el contacto, reimpactarlos sin necesidad de volver a pagar (vía notificaciones y email marketing) y, en suma, aprovechar mucho mejor la inversión ya programada. ¿Y cómo la hacemos?:

  • En el camino desde el banner que el usuario clicka hasta la landing, hacemos pasar al usuario por un token social, que al ser aceptado nos ofrece información del usuario que nos permitirá seguir en contacto con el una vez acabada la campaña.
  • De cara a la operativa de la campaña, sólo es necesario añadir un parámetro al banner, de manera que pase por Quimera, donde acepta el token, y automáticamente sea redirigido hacia la landing.
  • Y cómo resultado, todos los clicks generados por nuestra campaña ya nos estarán aportando, como mínimo. Si volvemos a los números anteriores, estaríamos hablando de captar, adicionalmente a los 4.000 leads registrados, 76.000 leads adicionales, con una información más básica, a un CPL de 0,20 euros, respecto a los 12,5 euros que habíamos planteado inicialmente. Son números realmente interesantes, ¿cierto?

Si las problemáticas planteadas en este post os resultan familiares, y quereis saber más de cómo mejorar la eficiencia de vuestras campañas digitales, os invitamos a que os pongais en contacto con nuestros expertos en el tema: Ivan (ivan@quimera.link) y Oscar (oscar@quimera.link)